Octava Corrida Serial Taurino 2016

30 de Abril de 2016

Compartir:

   Para la octava corrida de feria se anunciaron Ignacio Garibay, José María Manzanares y Fermín Espinosa Armillita IV con 3 toros de Fernando de la Mora y 3 toros de De Santiago.

   Dato curioso es el que los tres matadores vistieron ternos de similar color aunque sólo los de Garibay y Fermín eran del mismo tono de seda, grana y oro, con distintos bordados, Manzanares vistió de sangre de cristo y oro  en terciopelo.


   El lote de Ignacio Garibay lo conformaron MIRALUNAS y GARBOSO con su primero Nacho escuchó palmas tras un trasteo inteligente y aseado que le permitió cuajar tandas de derechazos de impecable calidad, pronto se vino a menos el toro y Garibay optó por abreviar. Al segundo de su lote, un toro con mucha calidad y que el torero entendió a la perfección le cuajó una faena siempre a más intercalando tandas por ambos lados, haciendo un toreo relajado y de mano muy baja, esta faena la brindó de manera por demás emotiva a sus dos pequeños hijos y ellos fueron testigos de la salida a hombros de su padre, el matador Ignacio Garibay, triunfador de la tarde.


   José María Manzanares no tuvo suerte en el sorteo, le correspondieron TOMATERO y ROCIERO, dos toros de distinta pinta y comportamiento, al  primero le hizo una faena de voluntad, de entendimiento y lo mató pronto, el quinto de la tarde, último de su lote, ofreció menos posibilidades de lucimiento y para colmo el peligro que tenía se puso de manifiesto sobre todo a la hora de la suerte suprema por lo que pasó fatigas.


   Fermín Espinosa Armillita IV ha tenido una tarde en la que quiso refrendar el triunfo de la tarde anterior en Ciudad Juárez que salió a hombros tras cortar tres orejas. A su primero le cortó una oreja y eso le motivo para salir a conseguir la salida a hombros con su segundo, este no duró por lo que se decidió a regalar un toro de reserva de la ganadería de San Isidro y con este último de la tarde-noche, que le exigió el carné, Fermín puso mucho empeño y valor para lograr detalles aislados.