Séptima Corrida Serial Taurino 2016

29 de Abril de 2016

Compartir:

   El matador de toros aguascalentense Diego Sánchez se convirtió en el triunfador de la tarde al cortar el único apéndice, compartió cartel con el navarro Pablo Hermoso de Mendoza y con el matador queretano Octavio García El Payo.

   Con un precioso terno negro y oro Diego Sánchez fue el tercero en el cartel pero también el único en dar la vuelta al ruedo con una oreja luego de cuajar una faena del gusto de los aficionados que de manera mayoritaria la solicitaron al Señor Juez.
El toro de nombre CIELO CLARO fue un gran toro con clase, transmisión y nobleza que permitió a Diego ligar tandas importantes por el pitón derecho. La estocada entera ligeramente trasera de rápidos efectos motivó a los aficionados a solicitar al palco el premio para el joven matador.

   Pablo Hermoso de Mendoza realizó dos faenas de corte distinto sobresaliendo  la segunda en la que se superó en los giros en la cara del toro o toreando de costado a dos buenos astados de Fernando de la Mora, desafortunadamente hubo de echar mano del descabello a su segundo por lo que los aficionados silenciaron su labor.


   Octavio García El Payo vino de lila y oro y desde que recibió a su primero, su toreo de capa, la estructura, temple y hondura que imprime a su quehacer taurómaco, hace que los aficionados estén pendientes de todo lo que hace, su primero fue bueno y escuchó palmas en su segundo le jalearon desde los primeros pases con la muleta, las tandas lentas y templadas llenas de empaque, toreando abandonado y con esa calidad característica del Payo, pincha dos veces arriba y le ovacionan, luego un pinchazo hondo para que el toro doble y lo saquen al tercio para dar la vuelta con mucha fuerza.